Finanzas personales para profesionales de la salud

A menudo, la mayoría de los médicos y demás profesionales de la salud sienten que su trabajo no es bien remunerado. ¿Eres uno de ellos? El problema puede que esté no en la remuneración sino en el manejo de tus finanzas. Direccionar bien los ingresos, establecer objetivos financieros y estar atentos a las tasas de interés, entre otros, son reglas generales. Ahora, ¿sabías que los médicos tienen muchas opciones para generar más ingresos? 

ani-kolleshi-vu-DaZVeny0-unsplash.jpg

En esta publicación compartimos algunas alternativas dirigidas a mejorar las finanzas personales de los profesionales de la salud. Aquí varias ideas: 

  • Ampliar los servicios:  No tienes que ofrecer siempre los mismos servicios. Si la preocupación son las finanzas entonces amplía -por ejemplo- el número de consultas. Es válido organizarse con un límite de pacientes diarios de manera que no se entorpezca el trabajo. Pasa igual con el resto de los servicios como estudios, tratamiento y  post tratamiento, fases en las que debe estar presente la figura del médico. 

  • Plantearse otra especialidad:  Es común que muchos profesionales de la salud no se sientan completamente a gusto con su especialidad. Y, para eso, hay opciones que resultan más atractivas que otras. Si un médico evalúa que una especialidad adicional le puede ser más productiva y útil, tiene en sus manos la decisión de especializarse sin que esto genere problemas. 

  • Salir de la zona de confort: Lo que generalmente ocurre es que apenas un profesional de la salud se gradúa empieza a recibir pacientes y a ofrecer sus servicios en general. Sin embargo, la medicina es muy amplia y da para más. Crear un blog personal o escribir en diversos portales sobre estos temas puede ser una fuente de ingreso extra. No hay que olvidar que los lectores siempre se interesan por los temas de salud y bienestar personal. 

  • Ofrecer otro tipo de atención: Los servicios auxiliares también representan una opción de oro para que los profesionales de la salud logren expandir sus horizontes. Un centro cosmético, un spa, un consultorio médico o un gimnasio son espacios muy buscados por pacientes y, en general, por ciudadanos que quieren trabajar en su bienestar integral. Para abrir estos espacios se requiere cierto conocimiento en materia de salud, ¿y quién más ideal que un profesional de la salud para hacerlo? 

  • Perfeccionar la especialidad:  Si un médico tiene una especialidad lo mejor que puede hacer es sacarle el mayor provecho al ofrecer nuevos procedimientos que permitan aumentar los ingresos. Cada especialidad tiene sus particularidades y, en su mayoría, son muy amplias. Tratar de abarcar esa especialidad en su totalidad ayudará a tener pacientes más fieles que no tengan la necesidad de optar por otros consultorios para realizarse los procedimientos médicos pertinentes. 

  • Tener un equipo completo:  Ya sabemos que el médico no trabaja solo. Quienes lo rodean son tan importantes como él, así que tener un equipo de asistentes y enfermeros completo es fundamental. Esto se traducirá en mayor productividad y hará que los pacientes se sientan más a gusto con la atención. 

  • Contar con la ubicación adecuada: Hay ciudades y poblaciones que resultan más viables para ciertos negocios que otras. En el caso de los consultorios médicos suelen ser más viables en sitios específicos por motivos de mayores ingresos y costo de vida más bajo. Si lo que se quiere es obtener más ingresos, mudarse de ciudad puede que sea la solución. 

  • Buscar otras fuentes de ingresos: El hecho de ser médico no implica que una persona tenga que dedicarse a la medicina de manera exclusiva. Hay opciones de negocios como por ejemplo las pequeñas empresas que son muy recomendadas para ampliar el capital. Hay que tener presente varias alternativas en los negocios ya que esto minimiza el riesgo de pérdidas. Si se invierte en diversos negocios y se pierde en uno no afectará tanto, pero si se tiene un negocio y en ese mismo se pierde pasará todo lo contrario. 


Sin duda, un médico puede ampliar su capital en la medida que aplique estas alternativas y trabaje en la consolidación de sus servicios. Además, los profesionales de la salud deben tener en presente las inversiones fuera del ámbito de la salud, tal como lo hacen profesionales de otras áreas, quienes han obtenido resultados positivos. 

Ganar más es posible con organización, creatividad y mucha disposición. No hay que cerrarse a las posibilidades, puesto que desarrollar capacidad de adaptación es una regla para triunfar en cualquier espacio, un aspecto que también es importante para el manejo de las finanzas de los profesionales de la salud.

Ignacio HerreraComentario